Bienestar

Cómo evitar comer de más a la noche

Cómo evitar comer de más a la noche

¿No puedes parar de comer por la noche? Aquí te planteo algunos interrogantes y busco respuestas que te ayudarán a corregir esta mala costumbre.


¿Por qué comemos de más por las noches?



Algunas causas frecuentes:




  • Al llegar agotados a la noche, muchas veces le damos energía al cuerpo en forma de alimento en vez del descanso que éste necesita para reponerse.

  • Otras veces, el cuerpo pide alimento como una necesidad de placer al terminar la jornada, ya que los dulces y los panificados hacen que nuestro organismo genere endorfinas: químicos naturales parecidos a la morfina que estimulan los centros de placer en el cerebro.

  • Estrés y ansiedad son otras de las causas más frecuentes. No parar de pensar, no parar de comer: ¿te suena?

  • Muchas veces comemos de más por tener hábitos como: mirar la televisión, utilizar la computadora o estar haciendo cualquier otra actividad mientras comemos.

  • ¡Y no nos olvidemos de algunos estimulantes de centros del placer; como lo son las drogas y el alcohol! Al consumirlos, es más fácil tener antojos y continuar alimentando la sensación de placer cerebral con panificados, dulces y grasas.



¿Qué hacemos entonces?




  • Lo primero es observar y preguntarte cuál es el origen de tu hábito de comer demás: ¿es la comida lo único que me da placer en mi vida?, ¿salteo comidas durante mi jornada y de noche es cuando como la comida que no comí durante todo el día? ¿como mientras hago otras cosas que quitan mi atención de lo que como?, ¿estoy en un ciclo adictivo de comer cosas altamente procesadas (azúcares, harinas blancas y grasas)?

  • Luego, incluye rutinas de relajación, técnicas de respiración y manejo del estrés durante tu día.

  • Haz ejercicio a diario; ¡éste genera la misma hormona que los dulces, pero te hace bien a todo el cuerpo, la mente y el alma!

  • No te saltees comidas durante el día.

  • Si estás cansado, ¡ve a dormir! No necesitas la energía de la comida para irte a dormir.

  • Evitar tener alimentos en casa a los que sabes que sueles acudir en esos momentos de ansiedad (galletas, helado, tortas/pasteles, etc.).

  • Cuando comas, sólo come. Cuando haces más cosas, no disfrutas de lo que estas comiendo ni manejas las cantidades de lo que comes.



Cuando podamos ver con claridad, podremos tomar mejores decisiones que no tengan que ver con castigarnos, sino con ver nuestra vida con mayor integridad y así ayudarnos a mejorar paso a paso.



Bendiciones,



Luana Hervier



 


ENVÍE SU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aun no se han publicado comentarios.