Decoración

Claves de la decoración minimalista

Claves de la decoración minimalista

“Menos es más” es el lema de la corriente minimalista que apuesta por una decoración lo más despojada posible.


Si miras a tu alrededor y caes en la cuenta de que te encuentras viviendo en medio de una abrumadora cantidad de objetos que reducen significativamente el espacio, es hora de replantearte el estilo decorativo de tu casa.



“Menos es más” es el lema de la corriente minimalista que apuesta por una decoración lo más despojada posible. A continuación, te detallamos 5 consejos para poder lograrlo y aplicarlo en tu hogar:



1. Tonalidades



Para favorecer a la sensación de amplitud, es importante utilizar tonos suaves y claros. Se pueden combinar perfectamente con colores neutros. Idealmente, conviene pintar las paredes de blanco y que los elementos presenten las gamas del crudo, cremita, beige, gris clarito y, en menor medida, negro.



2. Iluminación



En cuanto a la luz, lo arquitectónico juega un rol esencial. Ventanas y puertas amplias de vidrio, no sólo para dar paso a la luz natural sino también para aumentar el campo visual. Por el mismo motivo, las cortinas deben ser finas y traslúcidas. Para la luz artificial, la tendencia son lámparas modernas y luces LED.



3. Mobiliario



Limítate a los muebles que realmente necesites y uses a diario: mesas, sillas, cama, sofá, entre otros. Asimismo, se le tiene preferencia al mobiliario colgante, sin patas y de poca altura. Las líneas rectas y las formas geométricas básicas van en sintonía con la filosofía del minimalismo.



4. Adornos



Tampoco debes irte al otro extremo y tener tu vivienda vacía. Algún que otro adorno no está mal. Un ejemplo de piezas para decorar siguiendo el estilo minimalista son los marcos desnudos, sin fotos, ni pinturas, ni vidrio, ni fondo. Puedes poner varios uno al lado del otro jugando con distintos tamaños y matices.



5. Exterior



Para jardines, terrazas y balcones, el concepto es el mismo: simplicidad, orden y elegancia.  Es por ello que debes reducir la variedad de plantas al mínimo, procurando que posean tonalidades similares. Una forma sencilla de conseguirlo es plantar aquellas especies de exterior que no den flores. Igual que en el interior, pocos muebles y adornos.



Para más ideas de diseño y decoración, no te pierdas los capítulos estreno “De Sin a Con”.



 


ENVÍE SU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aun no se han publicado comentarios.